Las implicaciones revolucionarias de la victoria de Stacey Abrams

Excerpto de una nota por Steven Phillips en la publicación The Nation. Anoche, Stacey Abrams dio un gran paso hacia el cumplimiento de ese potencial en el sur al ganar la nominación del partido demócrata a la gubernatura de Georgia. Las implicaciones de su victoria para la política progresista y el futuro del país son revolucionarias en términos de estrategia y enfoque político.

Lo que [Jesse] Jackson anticipó en 1988, Barack Obama lo logró en 2008 y nuevamente en 2012, al ganar su reelección no obstante haber obtenido entre la población blanca 5 millones de votos  menos de los que había traído en 2008. Pasada la elección 2016, muchos demócratas han perdido los nervios y, en demasiadas ocasiones, también perdieron la cabeza, dedicándole millones de dólares a la infructífera misión de lograr el apoyo de los mismos votantes que odiaban a nuestro primer presidente negro y todo lo que representaba. La importancia de la candidatura de Abrams es que ella ha mantenido ese rumbo y, al hacerlo, ha proporcionado evidencia empírica sobre cómo ganar en un entorno político altamente polarizado y con una corriente racial negativa.

Artículo completo en inglés